Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanHindiItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

Grupos étnicos

Grupos étnicos (Terreiro Opó Ofonjá - Foto: Antônio Milena - (Licencia CC-BY-SA-3.0)
Grupos étnicos (Terreiro Opó Ofonjá - Foto: Antônio Milena - (Licencia CC-BY-SA-3.0)

La población bahiana surgió de la mezcla de tres grupos humanos: el indio que había habitado el territorio miles de años antes de la llegada de los portugueses, el africano que fue traído contra la voluntad de África y los portugueses que llegaron a colonizar y explorar las nuevas tierras. Estos grupos no permanecieron separados física o culturalmente y luego de un corto período de tiempo, la sociedad en formación ya tenía tipos característicamente brasileños resultantes de la mezcla de los grupos iniciales.

El mulato (blanco y negro), el cafuzo (negro e indio) y el caboclo (blanco e indio) y el resultado de su mezcla, se volvieron cada vez más numerosos en una población dominada por los prejuiciosos blancos portugueses que ostentaban el poder financiero y la colonia. contribuyó de alguna manera a la conformación de la sociedad en formación, dotándola de características propias en aspectos físicos y culturales.

Indios
Según Ribeiro (1997), al llegar a Bahía, el primer grupo indígena con el que los europeos tuvieron contacto fueron los Tupiniquim, de la familia Tupinambá, un tronco tupi-guaraní que ya habitaban, casi en su totalidad a lo largo de la costa de todo el territorio bahiano territorio. Según Soares apud Celene Fonseca, la costa bahiana fue nombrada por los Tapuias desplazados por los Tupinambás. Estos llegaron a la costa alrededor del 100-1200 d.C., es decir, de 300 a 500 años antes que los portugueses. Alencar et al afirman que la investigación permite decir que desde el 8000 aC habitan grupos humanos en la región que es hoy Brasil, provenientes de Asia o Europa.

Sin embargo, poco se sabe sobre la vida de los habitantes antes de la llegada de los europeos, por lo que toda la historia de Brasil fue creada por los colonizadores y tiene una visión eurocéntrica de la vida. Incluso el nombre INDIO que se le dio a las personas que habitaban las tierras de Brasil es erróneo y surge de la idea equivocada de los españoles que, anteriormente, pensaban que habían llegado a la India, cuando llegaron a Centroamérica.

Además de la costa, los europeos pronto también conocieron otros grupos indígenas. aimorés y patachós habitaban las tierras cercanas a Espírito Santo y Minas Gerais. Entre Rio Prado y Rio de Contas se encontraban camacãs, nagoiós, gongoiós y crancaiós. Las famosas maracas ocuparon el valle de Río Paraguaçu y Serra Sincorá. El noreste del estado estaba ocupado por los cariris. En el río São Francisco estaban los anaiós y los caiapós. Finalmente, chicriabás y acroás habitaban la frontera entre Bahía y Goiás.

Entre las contribuciones más diversas de los pueblos indígenas a la formación del nuevo pueblo brasileño se encuentra el hábito de bañarse todos los días, el uso de la yuca en la cocina, la diversificación de bebidas destiladas, el uso de utensilios de barro y la práctica de la quema (coivara). que ahora es perjudicial para la conservación del suelo cuando se practica en extensas franjas de tierra. Los indígenas fueron de fundamental importancia para el reconocimiento de las tierras y riquezas de Brasil, haciendo todo tipo de trabajos para los portugueses, como mostrar fuentes de madera o metales preciosos para cargar todo tipo de productos a los barcos.

Además, fueron fundamentales en la construcción y mantenimiento de la ciudad de Salvador, siempre con la intermediación de Caramuru, un europeo con el que tuvieron gran proximidad. Con la creciente esclavitud de los indios en nombre de la Corona y la expansión del cristianismo, grupos que antes simpatizaban con los europeos comenzaron a imponerse en el trabajo dificultando el control y el uso de los pueblos nativos, también llamados negros por los europeos.

Negros
La llegada de los primeros negros a Bahía se produjo alrededor de los años 1549 y 1550, sustituyendo el trabajo forzoso de los indios esclavizados, inicialmente en los molinos y plantaciones y luego incluso en las grandes casas, fundamentando toda la economía del estado. De hecho, no fue por falta de mano de obra que la esclavitud llegó a las colonias portuguesas, sino por la demanda del capitalismo comercial europeo que veía mercaderías caras y rentables en negro. Colonias como Brasil se vieron obligadas a comprar esclavos de ciudades europeas que ganaban mucho dinero con el comercio de esclavos negros de toda África.

Africanos de diferentes zonas y naciones fueron vendidos a Bahía desde el actual Senegal hasta la actual Angola, en la costa oeste, pasando por la costa este del actual Mozambique hasta la actual Etiopía, pasando por los pueblos del Congo, Níger y Benin. A través del idioma se identificaron las naciones yoruba, ewês, fulás, tapas, ardas, calabars y aussas que hablaban árabe y quizás eran religiosas del Corán.

Según Luis Viana Filho apud Tavares, hubo una sucesión de pueblos o naciones traídos a Bahía, lo que permitió la organización de los siguientes ciclos: I-Ciclo Guinea (XVI); II-Ciclo de Angola (XVII); III-Ciclo Costa da Mina (XVII); IV-Última fase - de ilegalidad (XIX) Oficialmente el último desembarco de esclavos africanos a Bahía se produjo en 1852, en Pontilha, Ilha de Itaparica.
Las innumerables contribuciones importantes de los negros a la formación del pueblo brasileño y sus costumbres están fuertemente presentes en la vida cotidiana de la población durante estos 500 años. La religiosidad africana mezclada con la religión católica formó, en el estado de Bahía, la forma más brasileña de venerar a dioses y santos.

El famoso sincretismo religioso es una de las características del estado que se originó en los barrios esclavistas cuando, en lugar de aceptar determinaciones católicas para la fe, los negros las adaptaron a sus propias creencias. La cocina bahiana está dominada casi por completo por las especias africanas, aunque los europeos portugueses han rechazado durante algún tiempo el fuerte sabor de los condimentos. Los platos típicos del estado siempre cuentan con ingredientes como aceite de palma, camarones secos, maní y otros. Los bailes y cantos, la forma de festejar, vestirse y otros más específicamente bahianos tienen una gran influencia en los rituales religiosos y las luchas negras que poco a poco fueron asimilando la población en general desde el momento en que fueron llevados a Brasil.

Como los indios, los negros resistieron y lucharon mucho contra la esclavitud a la que fueron sometidos en Brasil. La forma de lucha más notable y organizada fue, sin duda, la formación de los Quilombos, que se constituyeron en ciudades pequeñas y organizadas autosuficientes en la mayoría de los aspectos, fundadas por negros que lograron escapar de los barrios esclavistas, los molinos y plantaciones en todo el estado. Ejemplos importantes son los quilombos del Río Vermelho conocidos a principios del siglo XVII, Cabula de 1807 y Buraco do Tatu formados en 1744, los tres en el área ocupada hoy por Salvador atacados varias veces. También en el interior del estado se formaron varios quilombos como los de Muritiba y Maragogipe descubiertos en 1713, los de Nazaré y Santo Amaro encontrados en 1801 y muchos otros que se pueden conocer mejor a través de la obra de Pedreira (1973).

Aunque más conocidos, los quilombos no fueron la única forma de resistencia de los negros africanos en Brasil y, más específicamente, en Bahía. Los registros históricos hablan de varias manifestaciones principalmente en el siglo XIX, como la revuelta de los Aussás en 1807, los esclavos en Itapuã y otras estructuras en 1813, la insurrección de Vila de São Mateus en 1822, todas las cuales fueron severamente reprimidas, pero que demostró el descontento y la rebelión de los esclavos negros que lucharon contra la situación de injusticia en la que vivían.

europeos
Los portugueses fueron, sin duda, los europeos que más contribuyeron a la formación del pueblo bahiano. Según Carlos Ott apud Tavares el origen de los habitantes portugueses de Bahía en el siglo XVI es, en orden creciente de cantidad: Entre-Douro-e-Moinho, Trás-os-Montes, Beira, Extremadura, Alentejo, Algarve, Islas, mayoritariamente hombres de campo y artesanías. Además de los portugueses, los franceses, los holandeses y finalmente los ingleses influyeron de alguna manera en la población en formación, ya que todos mantuvieron un estrecho contacto con los brasileños que nacieron del mestizaje entre los llamados tres grupos humanos: blancos, Indio y negro.

Estos últimos, a diferencia de los portugueses, pasaron por Bahía en viajes comerciales, principalmente para el contrabando de esclavos y materias primas como el palo de Brasil. Entre los portugueses más conocidos que contribuyeron a la exploración y exploración de tierras bahianas está Diogo Álvares, Caramuru. . Según algunos autores, Diogo Álvares salió del norte de Portugal y naufragó en un buque francés para el que trabajaba, cerca de Largo da Mariquita, Rio Vermelho, hacia 1509 o 1511.

Recibió este nombre, dice la leyenda, por haber salido entre las rocas, cubierto de limo frente a un grupo de indios que notaron similitudes entre los portugueses y los peces. Cuenta la leyenda que, gracias a un disparo al aire, Caramuru escapó de ser devorado por los tupinambás y se ganó su respeto y aceptación.

Caramuru fue el primer europeo en convivir con los indios aprendiendo su idioma y hábitos, por lo que fue un puente importante entre los indios y los colonizadores, sirviendo incluso como intérprete y pacificador. Convenció a los indios para que ayudaran en la construcción de pueblos como Ponta do Pedrão (hoy Forte y Farol da Barra) donde vivía y se unió a algunos indios entre ellos Catarina Paraguaçu, con quien se casó y tuvo hijos legítimos y donde se asentaron otros europeos. El propio Tomé de Souza, antes de la construcción de Salvador. La construcción de la Ciudad de Salvador fue posible gracias a la ayuda de los mismos indígenas que obtuvieron material para la construcción, lo llevaron al lugar elegido y construyeron la ciudad.

Por defender los intereses de los indios o de ellos mismos contra la explotación de los colonizadores o, como afirman algunos autores por su vinculación con los franceses, Caramuru discrepó seriamente con los representantes de Portugal y murió en 1557 sin haber sido reconocido por el gobierno portugués como un elemento fundamental para la colonización de Brasil. De los portugueses, los bahianos, como todos los brasileños, heredaron la forma de sociedad patriarcal.

Según Tavares (1987), los portugueses crearon una Bahía agraria, mercantil y esclavista centrada en las necesidades del capitalismo comercial que dominaba el llamado mundo civilizado. Las ciudades heredaron la arquitectura de la moda en Portugal dando aire europeo a la ciudad de Salvador. También la música, la religión católica, la estructura familiar basada en el matrimonio, la práctica del monocultivo y otras características.

 Véase también
Traído como inmigrante forzado y, más que eso, como esclavo, el negro africano y sus descendientes aportaron todos esos ingredientes que dinamizaron el trabajo durante casi cuatro siglos ...CONOZCA MÁS
Independência da Bahia fue un movimiento que, iniciado en 1821 (pero con raíces anteriores) y finalizado el 2 de julio de 1823, motivado por el sentimiento emancipatorio federalista de su pueblo, terminó por ...CONOZCA MÁS
Somos unánimes en admitir que hasta hace poco el llamado 'descubrimiento de Brasil' era algo pacíficamente aceptado por amplios sectores de la sociedad brasileña y que fue hace solo unos años que comenzó a ser debatido ...CONOZCA MÁS
Destinos de Bahía
Publicidad